Generación microondas

irenebuena

Mientras viví en Estados Unidos fui a una clase de nutrición, la maestra explicaba que nosotros somos la Generación microondas; todo lo queremos rápido, ver resultados inmediatos. Ella se refería a los resultados físicos que producía una dieta saludable combinada con ejercicios y que toma tiempo para tener un peso saludable que se mantenga. Hablaba de las dietas de hambre que producen resultados rápidos pero que el rebote es igual de inmediato.

Ahora lo vemos en la mayoría de las áreas de nuestra vida. Nos estamos brincando los procesos, vivimos en una presión constante por obtener resultados en el menor tiempo posible. Eso de “tiempo al tiempo” está pasado de moda.

Últimamente he tenido bastante tiempo para reflexionar pues estoy en un recorrido de purificación, me estoy desintoxicando de químicos, toxinas y hasta del uso del celular pues diario paso más de seis horas desconectada del mundo exterior.

Es un proceso que requiere tiempo, mucho tiempo y aunque parezca extraño, al salir claro que reviso mensajes pero lo que más anhelo es ver a mis hijos; ellos, aunque no resienten mi ausencia pues es el tiempo que pasan en la escuela, han estado más pegados a mí.

He puesto mis prioridades en orden, tengo la mente más clara y también siento que resuelvo más cosas en menos tiempo pues debo de dejar todo listo para poder desconectarme al día siguiente de nuevo.

Llevo 38 días de este ciclo, el tiempo que dura no lo determina nadie más que uno mismo y siento que aún me faltan unos cuantos días. Podría acelerar el proceso pero he aprendido que corretear resultados, apresurarlos, no es lo óptimo.

Cada uno sabe que necesita y el tiempo que le lleva a conseguirlo.

Les dejo una de mis canciones favoritas sobre el tiempo…

 

Anuncios