Pájaros en el alambre

irene1

Confesión: abrí Twitter para tener un medio de desahogo de mis hijos, marido, quejas cotidianas y así no explotar en el intento.

Los primeros meses fueron como un monólogo. Tuits al aire sin ningún RT, ninguna contestación. Al cabo de otros dos meses aparecieron otros pajarillos que comenzaron a seguirme; otras mamás que se identificaban conmigo, que también estaban cansadas o que querían compartir el logro del día como bañar/dormir/dar de comer al peque sin berrinche (de verdad es un logro materno).

Igual mi pasión que es la moda, el cine y series de TV hicieron que conociera a muchos otros pajarillos con los mismos intereses, como @Athewa.

Así como mis seguidores fueron aumentando, el nivel de queja fue disminuyendo ¿por qué? Pues porque la relación 2.0 pasó a ser real, conocí a muchas y el anonimato que tenía al principio se esfumó. Literal había pájaros en el alambre, así que decidí bajarle dos rayitas a las quejas y aportar #mommytips, ayudar a cualquiera que me pidiera un consejo para tener una maternidad relajada.

No me quejo, al contrario, lo mejor que me ha pasado es haber conocido a todas las que forman el @clubdelmitote y a quienes integran este blog. Ya no son simples arrobas, son amigas, y de ésas que sí están en las buenas, malas y peores. Las que saben leer entre tuits y mandan DM o WA para preguntarme si estoy bien.

No quiero agradecer arroba x arroba porque sé que olvidaré a alguna, pero ustedes saben quiénes son todos esos pájaros (azules) en el alambre (Twitter) y las quiero mucho.

P.D. Un beso a @aleolivas que ha estado muy al pendiente de este proyecto. Ale no se cómo, ni cuándo pero algún día nos conoceremos en persona. ¡Besos!

Anuncios