Amantes de 5 a 7

Ayer que mis hijos se fueron a andar en bici con su papá tuve tiempo de ir al cine a ver esas películas que a un hombre le darían flojera y son llamadas «Chickflicks». 

Para mi sorpresa había bastantes parejas sobre todo mayores. «Amantes de 5 a 7» es una película con un tema delicado y puede que muy de moda; una mujer mayor conoce a un muchacho recién graduado. Aquí fuera de que la mujer es una «cougar» no hay nada escandaloso. Pero cuando la mujer confiesa que es casada y con dos hijos uno se sorprende, pero aún más cuando ella confiesa que en su matrimonio la infidelidad es un tema hablado y digerido pues su esposo también sostiene un romance con una joven; aquí la trama se vuelve interesante. 

La fotografía es obscura así como el tema. Parece que se pretende esconder algo; así como los protagonistas esconden su relación y sólo pueden verse de 5 a 7.

Y yo pensaba: «¿Podría aceptar algo así?,  ¿Se podrá vivir tranquilamente sabiendo que sólo en esas horas uno se permite romper los votos matrimoniales?, ¿Cuántos hombres/mujeres vivirán así?»

No creo que yo podría, la culpa, el miedo a ser descubierto. La entiendo a ella, el querer hacer lo mismo que su esposo; ojo por ojo. Al esposo no lo entiendo, si vieran a la actriz uno de plano no cree que la cambiaría por otra, es guapísima.

Tienen que verla, se las recomiendo mucho, al final ella le escribe una carta a su amante y ahí es donde resolví todas las cuestiones que me asaltaron durante la película. Vayan con su pareja, son temas delicados que no se tocan y esta es la excusa perfecta para tratarlos. 

«Hay amores buenos y otros perfectos»