Una etapa, un libro

Cuando era chiquita mi libro favorito era uno de Cenicienta que incluía discos y sonaba la varita mágica para indicar cambio de página.

De pre-adolescente recuerdo haber leído Mujercitas y El Diario de Ana Frank, este último me gustó muchísimo pero igual me afectó, saber que una niña de mi edad había pasado por todas esas cosas me impactó; la primera gran migraña de mi vida fue al terminar de leer el libro.

De adolescente en la preparatoria me dejaron leer el libro de Víctor Frankl “El hombre en busca del sentido” y de verdad me cambio la forma de ver la vida. ¡Me encantó! Se los recomiendo mucho.

Seguir leyendo “Una etapa, un libro”

Anuncios

¿Ya conocen Silk®?

Es una bebida de almendras y una gran alternativa a la leche con sabor original y de vainilla con o sin endulzante.
La versión Silk® almondmilk original contiene menos de 60 calorías por porción, Silk® Almondmilk vainilla menos de 95 y tanto la Silk® Almondmilk Vainilla como la Original sin endulzante aportan menos de 30 calorías por porción ¡No es nada!
Silk® tiene hasta 50% más calcio que la leche entera de vaca, es libre de lactosa, sin colesterol ni grasas saturadas, sin gluten ni soya; lo que la convierte en un gran producto para personas que sufren alergias alimentarias o que son veganas.  Además de que no contiene colorantes o saborizantes artificiales.

Desde el lanzamiento se Silk® México a los medios de comunicación se han subido diversas recetas al canal de You tube de Silk® México. Además de estrenar Twitter @silkmx, hay un número de Whastapp para recibir recetas; es el: 5561438706
No hay pretexto para no dejarnos consentir como bebé por Silk®.
“Dile Silk® a estar mejor”

Por estar tan cerca el 10 de mayo Silk le obsequiará a una fan entaconada un kit de 2 litros de leche, una botella para agua, una bolsita de almendras naturales y un recetario a la primera que conteste correctamente las siguientes preguntas:

1. Menciona tres beneficios que aporta Silk®
2. ¿Cuántas calorías por porción tienen las versiones de Silk® Vainilla y Original sin endulzante?
3. ¿Cuál es el número de Whatsapp de Silk® para recibir recetas y muchas sorpresas más?
4. ¿Cuál es el Twitter de Silk®?
5. ¿Qué actriz es la embajadora de Silk® en la página de internet y canal de You Tube?

Envíen la trivia a mommychic1@gmail.com apúrense sólo la primera podrá llevarse este kit.

Señales

 

Estas dos semanas han sido particularmente difíciles. El domingo fui a misa pidiendo a Dios que me hablara y así fue.

El sermón fue dirigido a mí. En pocas palabras el consejo fue: “acepta tu realidad y circunstancias, vive el duelo, llora, eso es bueno, cuando duele sana y pasa, haz lo que tengas que hacer y deja el pasado con sus errores atrás, ahí nada más hay culpa y arrepentimiento, sólo se es feliz en el presente”.

Al escuchar esto por supuesto quería llorar y al mismo tiempo no me sorprendió lo atinado del sermón porque hace casi 18 años me pasó lo mismo, llegué a una iglesia desconocida a miles de kilómetros de aquí, igual llorando y pidiendo respuestas; en una banca había una Biblia la abrí y me encontré este salmo:
“9 Don’t be afraid verse 1
You shall cross the barren desert but you shall not die of thirst.
You shall wonder far in safety thought you do not know the way.
You shall speak your words in foreign lands and all will understand. You shall see the face of God and live.
Be not afraid. I go before you always. Come follow me and I will give you rest.”

Y sí doy gracias de ser tan bendecida, por saber que en lo más oscuro, en los días más tristes y cuando quiero llorar hay amigas, ángeles y alguien arriba que siempre me demuestran que están a mi lado.

image

Imagen personal

irenebuena

Aunque no lo crean sigo en mudanza. Las cosas a veces no salen como uno quisiera, pero esa es otra historia que tal vez algún día les contaré.

Hoy, con la vida empaquetada todavía, me fui al Women’s weekend al Hotel St. Regis, invitada por Netflix, a un taller de Imagen personal y para un masaje de 30 minutos. En vista de que el sábado no se haría la mudanza, encargué niños y apliqué la fuga.

Llegué al hotel y al salón de la conferencia que impartió Cynthia Islas, especialista en imagen pública. Siempre me ha fascinado la comunicación organizacional y la imagen pública, desde la universidad fue de mis materias favoritas. Así que ya tenía algunos datos pero hubo algo que me hizo click en esta ocasión:

“¿Qué es la imagen? Es el recuerdo que nos queda después de haber vivido algo y que evocamos al referirnos lo que lo causó. ¿Cómo se crea esa imagen? A través de nuestros cinco sentidos”.

Aplicado a la imagen pública se trata de la percepción que se tiene de una persona por los estímulos que emana su apariencia y su lenguaje corporal.

Y es que el “como te ven te tratan” es muy cierto, y sí, a veces no se hace justicia. Así que ahí les van tips para ser mamás chic sin morir en el intento:

  • Evitar excesos en público, como ceño fruncido, brazos cruzados, gesticular exageradamente, tocarse mucho la cara o el pelo y reírse a carcajadas. Claro que si estás en una reunión con tus amigas de toda la vida pues se vale. El caso es saber con quién y en dónde. Atacarse de la risa en una junta de trabajo o de la escuela de los hijos no da una buena impresión.
  • Las mamás jugamos muchos roles, hay que preguntarnos antes de elegir un atuendo: “¿Quiénes somos? ¿Qué queremos comunicar? ¿Quién es nuestra audiencia?” Por ejemplo: si soy mamá, pero además tengo mi empresa y tengo junta con un cliente importante, colgaré los flats y recurriré a un traje sastre en color neutro y sobrio para dar una imagen de profesionalismo.
  • En cambio, si mi plan para la tarde es llevar a los niños al parque, mi audiencia (mis hijos) requerirán una mamá en ropa cómoda (no fodonga, ojo) con tenis.
  • El color comunica. Es cierto que el amarillo y el rojo crean diferentes sensaciones que el azul o verde pastel. Unos hacen que la persona tenga más energía y otros que se relaje. Es por eso que los hospitales tienen colores más claros, que tranquilizan. Lo mismo aplica para el guardarropa, piensa qué quieres comunicar: alegría, optimismo (colores cálidos), o sobriedad y seriedad (colores fríos).

Cynthia hizo unas recomendaciones de looks basadas en protagonistas de series de Netflix.

 

image

image[1]

 

Después de la conferencia, el masaje realmente hizo que mis cinco sentidos tuvieran su muy merecido reconocimiento. Mientras degustábamos unas botanas y la bebida de nuestra elección –una sidra de manzana y berries espectacular–, una música relajante de fondo, respiramos aceites relajantes y vimos el primer capítulo de la nueva serie de Netflix Unbreakable Kimmy Schmidt, mientras una masajista destrozaba todos los nudos que traía de esta larga semana y hasta olvidé que la siguiente va a estar aún peor.

Les recomiendo un break igual para sus cinco sentidos y que apliquen estos tips de imagen porque, como bien dice Cynthia, lo peor que puede hacer una mujer es abandonarse.

Pura madre

irenebuena

Estoy en medio de una mudanza. Mientras escribo, mi vida gira hacia otro lugar emocional y físicamente. Eso de empacar para vacaciones lo hago de volada ¿se acuerdan? pero las mudanzas de casa nomás no se me dan.

De pequeña me cambié tres veces: a los tres años –y no me acuerdo–, a los 15 y fue a dos casas (eso no vale) y a Wisconsin un año. Cuando me casé realmente no fue una mudanza como tal; me llevé una maleta y muchos deseos. Nos hemos cambiado dos veces y esta es la tercera.

Los dueños de esta casa nos dejaron dos tapetes uno de ellos es blanco con negro; yo muy linda, lo mandé a lavar para entregarlo en buenas condiciones, cuando movimos la mesa, exactamente debajo del soporte la alfombra estaba impecable; siento decirles que la lavada no igualó el color blanco original, quedó percudido.

Me siento un poco mal pero sé que los dueños entenderán (espero) que mantener una alfombra impecable debajo de la mesa del comedor y teniendo dos niños en casa es una tarea imposible. Así como es imposible salir de cualquier situación sin ninguna experiencia.

El tapete de pronto se convirtió en una analogía de mi vida hasta el momento. Como padres, todos deseamos que nuestros hijos nunca sufran, cuidarlos como aquel pedazo de tapete impecable. Imposible y tonto deseo porque la vida se trata de todas esas manchas que nos dejan marcados. Todas las experiencias que hacen que nuestra vida sea más divertida, interesante, complicada y a veces estresante.

Una vida llena de risas, lágrimas, momentos y recuerdos a veces acompañados otros en soledad es una vida eufórica o deprimida con diferentes matices, porque eso sí, la vida no es como el tapete blanco y negro, hay muchos grises en el medio.Y sí, a veces una limpieza a fondo es necesaria, sacar lo que no nos sirve, despegarnos de personas y cambiar el rumbo aunque el boleto de nuestro deseo tenía otro destino.

Y mientras ustedes leen este texto estaré desempacando e instalándome en una nueva casa con muchas maletas y más sueños.

Eso sí, esta vez aprendí que debo dejar de juntar pura madre.

image-3

Entre series

irenebuena

De verdad quiero creer eso que dicen: “No hay mal que por bien no venga”, “Nada es para siempre”, “La esperanza muere al último” y así. Pero de verdad ya imploro un break. Este año ha comenzado bastante tropezado: enfermedades fuertes de gente muy cercana, terrores nocturnos de la nena, ataques de alergia al mayor y una faringioamigdalitis infecciosa hace una semana que nos ha dejado a mi hija y a mí (para cuidarla) fuera de circulación.

Afortunadamente he encontrado una manera maravillosa de sobrepasar la enfermedad y esas largas madrugadas cuidando temperaturas o abrazando a los peques. Y ha sido la programación de Netflix. Acabando Breaking Bad me sentí huérfana pero ya llenó el vacío la serie Better call Saul derivada de la misma. Regresa el querido abogángster con sus horribles corbatas.

image

Me emociona muchísimo que la semana pasada se estrenó la serie de Richie Rich, de chiquita me encantaba la caricatura y añoraba todos los lujos en los que vivía este niño; ahora mis hijos están felices con esta serie y se la pasan riendo todo el tiempo.

image

Para los más chiquitos ya está la serie de Julius Jr., bastante creativa y educativa para peques de 2 a 5 años. Y para nenas de 4 a 11 Ever After High la cual ha sido un fenómeno.

Comienzo a pensar que mi hija está fingiendo estar enferma para quedarse a ver todas estas series (inserte emoticón de duda ).

Lo que sí es real son sus terrores nocturnos, sé que varias sufren de lo mismo así que les dejo este proyecto manual para sus peques: un atrapador de sueños: es un proyecto de arte muy divertido para hacer con tus hijos, los ayudará a ir a la cama pensando que estarán a salvo de tener pesadillas y que solamente tendrán dulces sueños (la esperanza muere al último ¿recuerdan?) Pueden elaborarlo mientras se relajan en el sofá viendo una película o su serie favorita de Netflix.

image[1]

Los materiales que necesitan son:

Aro de bordado (9 pulgadas de tamaño).

Dos rollos de hilo ( 2 colores diferentes).

Piezas de colores de fieltro.

Cuentas de letras (opcional).

Aguja con un ojo lo suficientemente grande para el hilado.

Pompones de colores.

Tijeras.

Modo de elaboración:

  1. Envuelve 2/3 del aro con un hilo de color y el otro tercio con el otro color. Haz un pequeño nudo con cada extremo.
  2. Ayudándote de la aguja, inserta los pompones en el hilo dejando espacio entre cada uno, ata un extremo del hijo en el bastidor y crúzalo a través del aro para crear una especie de telaraña en forma de estrella. Ata el otro extremo del hilo al bastidor.
  3. Recorta corazones, estrellas y plumas de fieltro, cóselas con hilo y amárralos al aro.

image[1]

Y otra buena noticia: Frank is back!!!! Por fin mi villano favorito llega de nuevo este 27 de febrero.

image[2]

Espero que me digan si sus hijos han dormido mejor con su atrapador de sueños y qué serie en Netflix les gusta más.

Dietas

irenebuena

Lo confieso, he vivido a dieta gran parte de mi vida. He probado casi todas, me falta hacer el sirope y el KOT pero la verdad que la única vez que bajé mucho fue con una nutrióloga que combinaba todos los grupos alimenticios, sin excepción, en cantidades adecuadas y ejercicio.

La semana pasada me invitaron a las oficinas de Coca-Cola con motivo de una tamaliza bloguera por el día de la Candelaria. En el desayuno nos presentaron a Claudia del Bosque, directora de Salud y bienestar, quien nos habló de cómo podemos nosotros seguir una dieta balanceada que incluya tamales de vez en cuando, porque de verdad comer es un gran placer.

Y ¿cómo fregados se logra eso? Haciendo un balance en todas las áreas de nuestra vida. Nada fácil, la verdad, pero no imposible. Necesitamos medir las calorías que ingerimos, por supuesto, y no es difícil. Si nos comemos uno o dos tamales en el desayuno, de favor no coman en la tarde postre ni repitan el menú tamalero por la noche. Comamos verduras y carne asada, y cenemos ligero.

IMG_8513

El ejercicio es básico, una hora diaria o por lo menos cuatro veces por semana es necesario si queremos darnos esos gustos.

La estabilidad emocional es importantísima, las personas estresadas liberan cortisol; esta sustancia hace que sea muy difícil bajar de peso.

Y también están presentes motivos médicos, como desajustes hormonales o metabólicos que sólo un doctor puede diagnosticar y medicar.

Claudia, como nutrióloga registrada, nos recomendó comunicar esta información y evitar dietas arriesgadas o tomar medicamentos sin la guía de un médico.

Y nos dio cinco tips para reconocer si la dieta que nos recomendaron o que estamos siguiendo de nuestra revista favorita no es adecuada:

  1. Que prometa reducir más de medio kilo por semana.
  2. Que sea una dieta que tenga que incluir un suplemento alimenticio pues la dieta debe de cubrir los requerimientos diarios para una persona normal. (Hay excepciones para personas embarazadas, con desnutrición o patologías específicas como la diabetes)
  3. Que incluyan un fármaco. Los nutriólogos no pueden recetar estos medicamentos. Se recomiendan solamente para obesidades extremas.
  4. Dietas de menos de mil calorías no son nada recomendables; el organismo requiere, por lo menos, 1000 calorías diarias para realizar sus funciones vitales.
  5. La dieta no debe de suprimir algún grupo alimenticio. Deben estar incluidos los tres grupos.

 

Al final, lo que deseamos lograr es tener una pérdida de peso a largo plazo.

 

IMG_8514

En la azotea verde de Transformadora Ciel

 

No pasa nada

irenebuena

En gustos se rompen géneros… y se conservan amistades, diría yo.

Bendito Dios por las diferencias. Pienso que si a dos amigas les encanta lo mismo, qué de peleas se ganarán por vestir lo mismo, elegir el mismo peinado y hasta salir con el mismo chico.

Yo por eso creo que he conservado casi a todas mis amigas porque no nos gustaba el mismo tipo de hombre. Excepto el guapísimo de Estados Unidos pero ese era un espécimen rarísimo muy difícil de encontrar en cualquier sitio; y aún así, una decía que era muy alto, otra que era muy pendejo y para la otra los árabes eran su debilidad.

A lo que voy es que esto de que a cada quien le gusten cosas diferentes me parece que es sano tener propios intereses y gustos.

Recuerdo que cuando empecé a salir con mi esposo, una pues quiere quedar bien, agradar y buscar cosas en común. Así que pedía lo mismo que él –tomaba whisky en las rocas– y, que me disculpen a las que les gusta, sufría en cada trago. Les digo una es medio tonta de joven. Hasta que llegó un momento en el que decidí pedir lo que a mí me gustaba. ¿Cambió algo? ¿Perdió interés o dejé de gustarle? Nooooooo. Esa es la cosa, no pasa nada.

Tememos tanto el rechazo que no nos atrevemos a decir: “A mí esto no me gusta. Prefiero aquello”. Es falta de madurez y de seguridad.

Creo que es la gran ventaja de llegar a una edad en la que por experiencia sabemos que no vamos a estar fingiendo para ver si nos acepten y tenemos ya la confianza que sólo el conocerse a sí mismo aporta.

Atrévanse a decir: “No quiero esto, prefiero aquello”, les aseguro que no pasa nada y además es un ejercicio de autoestima.

 

Estar presentes

irenebuena

Ahora que está la temporada de premios (la versión del maratón Guadalupe – Reyes hollywoodense) me encanta escaparme al cine. La semana pasada vi Boyhood o como le pusieron en español Momentos de una vida. No es espectacular, no les puedo decir que es una gran historia ni tampoco que está nefasta; pero para aquellas que tenemos hijos en los rangos de los chavos que salen en esta cinta es inevitable espejearse.

Filmada durante 12 años seguidos vemos los cambios físicos de sus protagonistas tanto en los padres como en los hijos y créanme que es un shock. El tiempo vuela en la pantalla (y eso que dura tres horas), eso me hizo reflexionar y salir de la sala con unas ganas locas de besar y abrazar a mis hijos. De disfrutar cada pequeño detalle y vivir al máximo los días.

En lo personal, me afecta mucho saber de padres (y algunas madres) a quienes les pesa la responsabilidad, les cuesta darse a sus hijos y compartir con ellos. Alguien me dijo que no es bueno juzgar, lo sé pero no los comprendo. Tienen la bendición de haberse convertido en padres y eso no los mueve; son seres egoístas que prefieren fugarse, buscar cualquier pretexto para no estar en casa ni con sus hijos.

Y les digo esto porque sé lo que es tener un padre ausente, es por eso que les hablo con razón, y les advierto que también los peores jueces son precisamente los hijos ellos se dan cuenta de todo, son pequeños no tontos.

También sé de primera mano que los hijos perdonamos rapidísimo, tenemos un amor ciego hacia nuestros progenitores, la memoria es muy mala si vemos que ellos se esfuerzan y cambian aunque sea un poquito.

Yo les recomiendo que no se aprovechen de este amor, si quieren estar en el futuro de sus hijos tienen que estar en su presente.

Aquí les dejo un mensaje de sus hijos…