Corazones en cambio

irenebuena

En toda relación, la forma de amar va cambiando, no es lo mismo los primeros días de emoción y enamoramiento a estar en una relación de más de 14 años. Estaría increíble que se mantuviera igual; sentir a los 10 años de casados las mismas mariposas que el primer día.

En mi matrimonio (12 años de casados y dos de novios) por supuesto que no somos los mismos. No creo que sea malo, al contrario, hemos crecido, evolucionado y cambiado para bien. Heráclito dijo que lo único que permanece es el cambio. Y ese sentimiento de amor y deseo del principio se ha transformado; claro, no somos perfectos, hemos pasado momentos muy tristes y peleas como todas las parejas. Creo que el chiste es hablar, reconocer las fallas y tratar de corregirlas.

Cada uno traemos una historia en nuestro pasado, la ventaja es que eso no nos define. Las acciones del presente, las ganas de crear un buen matrimonio es lo que debe de prevalecer.

Claro que hay barreras, hay personas en contra como en cualquier juego, el chiste de la vida es sobrepasar esos obstáculos para conseguir el propósito –la meta–. Si no existieran estos obstáculos la vida sería más fácil, claro. Pero sería muy aburrido. La emoción consiste en salir fortalecido con cada experiencia.

He pensado que la vida es un juego que cada quien crea. Si está horrible y no le ves futuro es por las acciones que se han hecho y, por lo tanto, producen que te encuentres así. Toma responsabilidad acepta tus fallas, errores.

Si lo creaste, si lo causaste, de la misma forma lo puedes solucionar. Y no digo que solucionarlo sea mandar todo a la fregada, no. Una solución debe de ser buena para cada una de las partes sin destruir, creando una nueva dinámica. Hablo de buscar el mejor bien para la mayoría.

Los tips que mi esposo y yo aplicamos para solucionar los problemas son:

  1. Hablar. De todo, tratando de no interrumpir y sin herir al otro.
  2. Escuchar. De verdad estar ahí, sin celulares, televisión u otros distractores y sin interrumpir. Tener una comunicación completa dando acuses de recibo como: “te entiendo”, “ya comprendo” o un simple y poderoso “gracias por decírmelo”.
  3. Apoyo. “¿En qué te ayudo?” Simple y directo, qué podemos hacer nosotros para hacerle la vida más fácil a nuestra pareja
  4. Perdonar. Mientras nos demos cuenta de que todos somos falibles y tengamos el propósito de resarcir el daño, vamos por buen camino. El orgullo, no poder aceptar que la regamos o no querer ver nuestras fallas son los peores enemigos en cualquier relación.
  5. Aceptarse. Antes que nada a uno mismo, amarse es básico para poder querer a otro. Y ahí viene la otra parte: aceptar al otro con sus fallas, manías y extravagancias. Recordemos que lo que nos choca es porque nos checa. Hagamos un análisis objetivo. Al aceptar al otro tal cual es nos liberamos de luchar en contra de esa persona y amarla como es.

Nadie dijo que es fácil, sin embargo creo que tampoco es imposible. Aprovecho para agradecerle a Aries –mi esposo– todo su trabajo, dedicación e interés por mi bienestar y superación personal. Así como el regalo más grande que han sido nuestros hijos. ¡Gracias!

Les dejo nuestra canción:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s