Cuando el amor te caza

irene1

Si pienso en mujer y crisis no se por qué, pero me viene a la cabeza Lucerito. Hace unas semanas tuvo un muy mal día; sin querer, me vi reflejada en ella. Les cuento por qué.

No están para saberlo ni yo para escribirlo pero tuve un novio cazador. Me enteré demasiado tarde, ya estaba enamoradísima. Fue el día de Thanksgiving, que me invitó a pasar esa fecha con su familia en casa de sus papás; era big deal y un declaración total de amor hacia mí.

Los suegros me recibieron increíble, conocí a su hermano gemelo y a la hermana mayor con su esposo. En lo que estaba lista la cena y demás, me asomé por la ventana de la cocina para ver el jardín trasero y di un grito. Mi novio de inmediato dijo: “OMG ya viste a Bambi”, lo miré con un signo de interrogación en la cara y de seguro de terror. Lo cuestioné inmediatamente: “JUAY???¿Qué les hizo el venadito para merecer estooo?”

Me explicó que en Estados Unidos hay lugares en los que estos animales son una plaga, hay demasiados y permiten la caza; es legal. Además de ser uno de los hobbies favoritos de su padre y, por tradición, salían de cacería dos o tres veces por año.

Yo seguía aterrada, la imagen del pobre animal colgado boca abajo de un árbol fue cero bonita. Le dije que una de las soluciones podría ser que mandaran venados a México; obvió se cagó de risa. Yo muy digna me hice la humillada.

Después llegó su papá y me ofreció carne seca, la acepté y ya que me había metido a la boca un trozo, con sonrisa burlona, mi novio me dio la noticia de que me estaba comiendo el venado. Bueno, lo quería matar, pero eso me hubiera convertido en algo igual o peor que él.
Obvio ahora me río, pero ese día de verdad fue un shock cultural.

Como comprenderán la relación era bastante seria y tal vez si no hubiera estado sobria la última noche que pasé antes de regresar a México para Navidad, le hubiera dicho que sí me casaba con él.

Y me pongo a pensar que tal vez en lugar de Lucerito y su novio en esa foto, estaría yo con mi ex y la leyenda: “Happy Hunting!”
De seguro se me hubiera hecho lo más normal salir de cacería, que nuestros hijos crecieran con esa tradición y que también les hubiera enseñado a disparar.

Soy amiga de mi ex en FB, así de bien terminamos. Y sí, sigue cazando, hace poco mató dos venados uno con rifle y otro con flecha (bien Hunger Games), también se va a Alaska a pescar y su esposa mostró orgullosa en su muro cómo había aprendido a disparar.

Pero mejor ahí le paramos a la futureada, no puedo evitar pensar en adolescentes con armas y recordar el documental de Michael Moore Bowling for Columbine

Pero regresando a lo de Lucero, y para terminar, pongamos en contexto todo: de seguro estaba en un lugar en el cual es legal cazar ciertas especies, de seguro su novio es fan de la cacería y de seguro se enteró igual que yo demasiado tarde…el amor nos hace cometer locuras.

Así de difícil es ser mujer en tiempos de crisis, y para una mujer enamorada, peor.

Anuncios

2 thoughts on “Cuando el amor te caza

  1. Estoy completamente de acuerdo.. formas de vida, cultura.. exageraron con los comentarios respecto a esa foto.. me encantó tu aventura..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s